Soy la madre de un  chico que lleva 3 años asistiendo al Club Social de Salut Mental Encenall. La experiencia para él ha sido positiva, tanto en su relación con los demás y en su realización personal.Yo no tengo que obligarlo para que asista todos los días al centro; ya que el personalmente se levanta para ir sin obligarlo. Para él asistir al centro es como si fuera un trabajo y va con ilusión de hacer las actividades que se realizan cada día en el centro.Si no existiera este centro se sentiría muy afectado y sin perspectivas para su realización personal.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Ús de cookies

Aquest web utilitza galetes pròpies i de tercers per optimitzar i adaptar-se a la vostra navegació i preferències, entre altres tasques. Si continueu navegant entendrem que accepteu la nostra política de cookies segueixi el següent enllaç per Més informació política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies